CIRUGÍA BUCAL O DENTO-ALVEOLAR

La Cirugía Bucal es una especialidad de la odontología, que en Chile forma parte del quehacer de un Cirujano Bucal y Maxilofacial. Involucra una serie de procedimientos protocolizados que persiguen objetivos específicos en cada caso. El especialista normalmente trabaja de la mano de un equipo multi-disciplinario para satisfacer la necesidades terapéuticas y contribuir al tratamiento integral del paciente.

1. Extracciones dentales:

Existen situaciones clínicas que justifican la extracción de un diente. Estos procedimientos están indicados en:

  • Dientes con grandes caries que no se pueden restaurar.
  • Dientes muy afectados con enfermedad periodontal.
  • Dientes en mala posición.
  • Dientes Fracturados.
  • Dientes supernumerarios.
  • Dientes retenidos y/o impactados (molares del juicio, por ejemplo).
  • Por indicación de ortodoncia (frenillos).
  • Preventivamente antes de una radioterapia, quimioterapia o tratamiento con bifosfonatos.
  • Por motivos protésicos.
  • Por razones económicas o motivos estéticos.

2. Cirugía Periodontal Regenerativa y Estética.

Cuando la enfermedad periodontal es más avanzada, debe ser tratada por un especialista. A veces es necesaria la indicación de tratamiento quirúrgico. Estos procedimientos permiten al especialista tener un mejor acceso a defectos profundos, remover cuidadosamente la infección, tener acceso al tejido óseo y eventualmente colocar injertos de hueso o posicionar la encía.

3. Cirugía ósea regenerativa e Implantológica.

Para aquellos casos en los que falta uno o más dientes y además el hueso es insuficiente para asegurar una adecuada función y estética, es posible regenerar el hueso. Este procedimiento llamado Regeneración Ósea Guiada, es posible de efectuar antes o durante la colocación del implante. 

4. Cirugía Para-ortodóncica.

Para complementar un tratamiento de ortodoncia (frenillos), muchas veces es necesario hacer algunos procedimientos quirúrgicos. Este es el caso de dientes que quedan retenidos por falta de espacio. Para que el ortodoncista tenga acceso a poder alinear estos dientes, es necesario hacer una Fenestración. En otros casos es necesario cortar los frenillos de inserción alta que impiden que dos dientes se junten o bien que impiden la normal función de los labios o lengua. Este procedimiento se llama Frenectomía.