ODONTOLOGÍA PREVENTIVA

Get Adobe Flash player

 La odontología preventiva es la forma moderna de reducir la cantidad de tratamiento dental necesario para mantener la boca sana. El trabajo en conjunto del odontólogo y del paciente permite prevenir la necesidad de tratamientos adicionales. Esto evita el tradicional y anticuado modelo de tapaduras y extracciones de dientes. La odontología preventiva le ayudará a mantener sus piezas dentarias y encías sanas. Las dos principales causas de daño y pérdida de dientes son la caries y las enfermedades de las encías causadas por la placa bacteriana.La higiene oral a través del cepillado de los dientes y del dorso de la lengua además del uso de la seda dental con el objeto de remover la placa bacteriana, sumado a la prevención mediante exámenes y limpiezas profesionales regulares son una garantía para la óptima mantención de la salud dental y periodontal. Esto permite la detección temprana de caries y de problemas periodontales incipientes, antes que se desarrolle un daño permanente.

En Odontología CIPO nos tomamos esta tarea con mucha responsabilidad. Hemos incorporado un programa de prevención que nos permite mantener bocas sanas, luego de nuestros tratamientos o bien en pacientes libres de patologías por mucho tiempo. Aplicamos medios de detección y control efectivos de placa bacteriana, de tal forma de saber cuán susceptible es cada persona. Estos incluyen exámenes para detectar la capacidad de la saliva para contrarrestar los ácidos producidos por la placa bacteriana (causantes de las caries), presencia en la boca de bacterias cariogénicas mediante cultivos y análisis microscópico morfológico de la placa bacteriana para determinar el riesgo de desarrollar enfermedad periodontal. Con estos medios sabemos qué elementos de prevención aplicar y cada cuánto tiempo controlar a cada persona. Nuestro sistema computacional Exact Dental nos permite enviar cartas de control cada 3-6 meses, dependiendo del riesgo, a todos nuestros pacientes que así lo soliciten. 

 

La placa bacteriana es una sustancia blanda, pegajosa, poco visible, que se desarrolla continuamente sobre las superficies de los dientes, prótesis o implantes dentales especialmente cerca de las encías. Esta formada por bacterias y restos alimenticios. Su exceso y proliferación están provocados por los malos hábitos de higiene oral y son la causa fundamental de enfermedades como gingivitis y enfermedad periodontal, así como de las caries.
La mejor manera de controlarla y por tanto mantener los dientes y encías sanas, es el cepillado mecánico habitual incluyendo también la limpieza de los espacios interdentales y de la lengua.

placa1

Placa bacteriana acumulada sobre dientes que parecen limpios

placa2

Placa bacteriana teñida con eritrosina para facilitar su visualización y remoción

 

Las comidas y bebidas que contienen azúcar pueden causar caries ya que la placa bacteriana cariogénica (que causa caries) se alimenta de este azúcar, produciendo ácidos como parte de su metabolismo. Estos  ácidos desmineralizan el esmalte produciendo las caries.
Ingerir estos alimentos con una menor frecuencia ayudará mucho. Otros alimentos como el queso, frutas y vegetales son un buen sustituto.

  Get Adobe Flash player

Sugerencias para una correcta higiene oral 

La forma más efectiva para prevenir caries y enfermedad periodontal es realizar una higiene oral meticulosa y en forma regular. El objetivo es la eliminación de la placa bacteriana.
Las herramientas para la higiene oral generalmente incluyen un correcto cepillo de dientes, pasta de dientes fluorada, seda dental y limpiador lingual.

El mango del cepillo no debe ser muy largo y debe sentirse cómodo, permitiendo un agarre firme. Particularmente para niños, existen mangos con formas compactas y mayor enganche y con la cabeza del cepillo más pequeña.

cepillo1

La cabeza del cepillo debe adecuarse al tamaño de la boca de cada persona, de tal forma de permitir movimientos en la boca. Los filamentos deben ser suaves. Los cepillos con filamentos duros pueden provocar abrasiones (desgastes) al esmalte y traumas sobre las encías resultando esto en recesiones (retracción de las encías) y en hipersensibilidad dentinaria.

cepillo2

Cepillo totalmente inútil

Después del cepillado, se debe limpiar el cepillo bajo agua corriente y luego dejarlo en un área en la que se pueda secar de tal manera de mantener la colonización bacteriana al mínimo.
El cepillo debe ser cambiado al menos cada tres meses, o cuando l os filamentos comiencen a desgastarse, lo cual puede observarse por una apertura de los filamentos externos de más de 20 grados. Cualquiera de estos que ocurra primero. Un cepillo en buen estado elimina hasta un 30% más de placa que uno con más de tres meses de uso.

Los cepillos eléctricos hoy en el mercado son una excelente ayuda para la higiene oral. Aunque una perfecta técnica de cepillado manual es igual de eficiente, muchos pacientes consiguen mejores resultados con un cepillo eléctrico, ya que son más eficaces, es decir, remueven más placa bacteriana en un menor tiempo.. Estos pueden ser particularmente útiles en pacientes con falta de coordinación o para aquellos con alguna discapacidad física.  Aunque el cepillo se mueve automáticamente, se debe considerar que la cabeza del cepillo debe entrar en contacto con todas las superficies de todos los dientes.
Por lo tanto, una exhaustiva limpieza realizada con un cepillo eléctrico, toma más o menos el mismo tiempo que el procedimiento manual.

La pasta de dientes ayuda al efecto de limpieza mecánico que produce el cepillo de dientes. El efecto abrasivo de la pasta debe ser moderado para producir una limpieza efectiva, sin causar daño mecánico a los tejidos dentarios. El flúor es un componente de la mayoría de las pastas de dientes que ha probado ayudar a prevenir las caries.

  • ¿Cómo escoger una pasta dental?

Hoy en día las pastas dentales vienen en una variedad enorme de tamaños, sabores, colores y envases. Existen en gel o crema, control de placa y cálculo, blanqueadores, desensibilizantes, etc. Menta, yerba buena, verde, blanco, de rayas... Que confusión!!!.

pasta

  • ¿Qué buscar?

La consideración más importante al escoger una pasta dental es el hecho de que contenga flúor. El flúor previene la formación de caries en niños y adultos. Sin embargo, las pastas con flúor pueden contener  varios otros productos. He aquí algunos de ellos:

  • Pastas con control de sarro

Como lo indica su nombre, previenen la formación de cálculos o tártaro (comúnmente llamado "sarro"). Algunos estudios indican que estas pastas disminuyen la formación de cálculos hasta en un 36 %. Sin embargo, estas pastas no remueven el cálculo ya formado. Este debe ser removido por el odontólogo por medio de una limpieza profesional. El ingrediente activo de estas pastas dentales está basado en el mecanismo de acción química de diversos pirofosfatos y el citrato de zinc.

  • Pastas desensibilizantes

Muchas personas padecen de recesión de las encías (encías que se han retraído) dejando al descubierto los cuellos (raíces) de los dientes. Estos dientes son sensibles en especial a los cambios de temperatura en la boca. Estas personas sufren al ingerir alimentos y bebidas muy frías o calientes.
Las pastas desensibilizantes ayudan a bloquear el dolor. La Asociación Dental Americana (ADA) reconoce dos ingredientes efectivos para tratar este problema: el cloruro de estroncio y el nitrato de potasio. El cloruro de estroncio actúa bloqueando los millones de tubulillos que atraviesan al diente hacia el nervio y el nitrato de potasio actúa reduciendo la habilidad del nervio de transmitir el impulso doloroso.  Puede tomar de 4 a 6 semanas antes de notar algún beneficio.Otro excelente elemento es el fluor en altas concentraciones.

  • Bicarbonato de sodio

Este ingrediente puede actuar como un leve abrasivo (limpiando más profundamente) si se le utiliza en suficiente concentración (posible desgaste de los tejidos dentarios). Muchas personas piensan que el bicarbonato previene la inflamación de las encías pero esto no se ha evidenciado en ningún estudio científico serio. Una ventaja del bicarbonato como ingrediente en la pasta dental, es que a muchas personas le agrada la textura y sabor de estas pastas y por tanto es probable que aumente la frecuencia del cepillado.

  • Peróxido de hidrógeno (pastas blanqueadoras)

El peróxido de hidrógeno es uno de los ingredientes utilizado en tratamientos blanqueadores realizados por el odontólogo. Su efectividad en el proceso de blanqueamiento está bien documentada en la literatura científica. Cuando se utiliza el peróxido en las pastas dentales, comúnmente se combina con bicarbonato de sodio. Las concentraciones del peróxido en las pastas generalmente no son suficientes para producir un efecto blanqueador muy notorio en los dientes, pero si ayudan a evitar la acumulación de tinciones en la superficie de los dientes y en la mantención del color luego de un blanqueamiento profesional.

  • Abrasivos

Los abrasivos ayudan a remover manchas y placa dental además de pulir los dientes. Todas las pastas dentales comerciales de marcas conocidas incorporan pequeñas cantidades de abrasivos tales como la sílica en su composición química. Los niveles de abrasivos en estas pastas son muy bajos y no desgastan el esmalte.

  • Otros ingredientes

Otros ingredientes comunes en las pastas dentales son los agentes saborizantes tales como los edulcorantes artificiales, la menta, yerba buena y otros sabores. También existen agentes humectantes que previenen la pérdida de agua y agentes de unión que le dan cuerpo a la pasta y evitan la separación de sus componentes. También se agregan en algunos casos agentes generadores de espuma.

Para ser efectiva, la limpieza de los dientes debe ser realizada en forma regular y sistemática: después de cada comida y antes de dormir. Con el objeto de asegurar una apropiada limpieza de todas las superficies de los dientes, el cepillado debe durar al menos 4 minutos. La boca se debe dividir en 4 zonas: superior derecha, superior izquierda, inferior derecha e inferior izquierda. A cada una de estas zonas se le debe dedicar al menos 60 segundos siguiendo siempre el mismo orden.
Naturalmente, existen varias técnicas de cepillado dependiendo el caso. Cada una tiene su propio estilo e indicación. Nuestros odontólogos le ayudarán a definir cuál de todas las técnicas es la indicada para usted. Aquí presentamos una de ellas, indicada para pacientes con dientes y encías sanas:

cepillado1

El cepillo debe ser colocado en un ángulo de 45° en relación al diente.

cepillado2
Con una suave presión y movimientos vibratorios o circulares, se eliminará la placa de la línea de la encía, seguidos de un movimiento de barrido hacia la superficie masticadora del diente.
cepillado3
Para los incisivos y caninos, el cepillo debe ser utilizado en forma vertical.
cepillado4
Un frotado vigoro del cepillo sólo se debe realizar sobre las superficies masticatorias de los molares y premolares.

aguapresion

Un aplicador de agua a presión no es capaz de remover la placa bacteriana adherida desde la superficie de los dientes y por lo tanto, no reemplaza al cepillado. Sin embargo, si es útil para remover residuos de áreas de difícil  acceso, por ejemplo, debajo de puentes y alrededor de implantes. También puede ayudar a limpiar a pacientes en tratamiento de ortodoncia.

Debido a que el cepillo solo no puede limpiar los espacios interdentales, recomendamos el uso diario de la seda dental o cepillos interdentales, según sea su indicación.
El no utilizar seda dental o cepillos interproximales, supone dejar hasta un 40% de la superficie de los dientes sin limpiar.

  Get Adobe Flash player

 

El flúor es un mineral natural que se encuentra normalmente en el agua. Su aplicación sobre los dientes en forma de gel y barniz, es una de las mejores defensas contra la caries reduciéndola entre un 40 a 60%.  El flúor puede ayudar enormemente a mantener la salud dental reforzando el esmalte dental haciéndolo más resistente a las caries, reparando también las pequeñas zonas desmineralizadas antes que se conviertan en caries.

aplicacin de_flor_en_cuellos_sensibles aplicacion de_fluor_para_cuellos_sensibles

 

 

  Get Adobe Flash player

Los niños y adultos jóvenes son propensos a desarrollar caries debido a la natural anatomía de sus dientes. Al momento de erupcionar las piezas posteriores (molares y premolares), estas presentan fosas y fisuras en su superficies que son tan estrechas que los filamentos de los cepillos dentales no logran llegar haciendo que sean difíciles de limpiar. No obstante ser estrechas para el cepillo, estas fosas y fisuras proveen un lugar ideal para el crecimiento de bacterias que causan caries.
Para prevenir estas caries, se aplica una delgada capa de resina fluida en estas fisuras, creando un sello contra las bacterias.